¿SQUIRT? FANTASIA

Lo hemos visto en porno, tenemos una amiga/conocida que puede hacerlo cada vez que se corre, hemos estudiado todo lo habido y por haber.
Trucos, posturas, estado mental, anímico, espiritual…alineaciones del cosmo.
Pero ay amiga, ¿ qué está pasando que tu pussy no responde a terminar tu orgasmo a lo Laura en
‘Californication‘?


Pues se dice que eso lo tienes o no lo tienes.
Como tener pelazo VS cinco pelos mal contados.
O comer sin engordar VS ni mires las galletas.

Pero aquí es donde yo quiero arrojar un poco de luz y alegraros el día pudiendo afirmar que efectivamente y sí, PODEMOS APRENDER A “SQUIRTINEAR”.

Si eres de las que lo consigue, y eres una squrting nata, y allí por donde pasas vas mojando todo a tu paso….





TE QUEREMOS.

Pero si sigues soñando con correrte a chorros, aquí van unos truquillos.

1. Para entender mejor la cuestión es importante saber que las glándulas de Skene son las encargadas de producir este fluido.
Pues bien, estas glándulas hacen parte de la próstata, y es aquí justo donde está el punto mágico, ya que la próstata está muy vinculada al punto G.

2. No nos engañemos. Es más fácil llegar a hacer squirt con ayuda.
Ya tenemos claro que hay que estimular tu punto G, y todas sabemos que para llegar a él con nuestros dedos habremos necesitado previamente de un par de clases de yoga.
Que llegar se llega, pero el secreto está en hacer movimientos de ‘come here’, y ahí es donde se complica un poquito la cosa.



3. Así que si vas a hacerlo con penetración, cuando empieces con el lío siéntate encima para tener todo el control.
En esta postura puedes controlar la velocidad y el ángulo.  Si te meneas un poco hacia los lados, según mejor te venga, podrás llegar a encontrar mejor tu punto G. Además puedes moverte como tú quieras ( y no sólo mete-saca ), y frotar tu clítoris contra su pelvis , que ayudará mucho a llegar al ansiado chorrito.

4. Otra muy buena opción son los cunnilingus ( me encanta esta palabra ).
Facilita mucho el squirt porque todo está más lubricado y trabajado, y es muy importante que tu zona clítoris-vaginal esté bien estimulada.
Pero ¡eh!, cuidadito con esas comidas de 5 minutos que no nos sirven para nada. Acuéstate, relájate y exige tus 30 minutos de atención. Y no olvides como sugerencia a tu pareja los deditos de ‘come here’.


5. Si vas a hacerlo sola (o acompañada ) con ayuda de un juguete, te recomiendo este.

Tiene esa forma curvada que llegará a estimular tu punto G, y una ayudita para el clítoris que nunca viene mal. Además tiene 10 maravillosas velocidades y una silicona súper suave y flexible.

6. Y último pero no menos importante: DEDÍCATE TU TIEMPO.

No te fuerces ni te obsesiones, el fin es disfrutar y a fin de cuentas llevamos toda la vida corriéndonos estupendamente sin hacer squirt.
¿ Que sería maravilloso conseguirlo?, pues sí, pero si desafortunadamente el poder del squirt es algo que no tienes…simplemente sé feliz y sigue disfrutando del sexo como el resto de los mortales.

GOODBYE AMIGAS


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *